sábado, 17 de septiembre de 2016

UNO DE CADA CINCO 'JEFAZOS' PODRÍA SER UN PSICÓPATA


Interesante estudio psicológico: "Uno de cada cinco jefazos podría ser un psicópata". Creo que todos los que han trabajado en empresas y han tenido distintos jefes, lo habrán notado en algunos de ellos de forma bastante pronunciada, pero el jefe es el jefe, y no se puede morder la mano que te da de comer, por muy cruel y psicópata que sea, y menos en tiempos de terrible crisis económica, desempleo, precariedad e incertidumbre laboral en los cuales los trabajadores tienden a ser esclavos para sobrevivir.

(...)  Un estudio señala que la proporción de este trastorno sería tan alta en CEOs como en presos.

(...)  La cárcel no es el lugar donde hay más psicópatas, los despachos de las plantas nobles pueden tener un porcentaje similar

(...)  Pero, ¿cómo se distingue a un jefazo psicópata de otro que no lo es? Esos trazos de personalidad que mencionan los psicólogos incluyen la falta de sinceridad, de empatía o de remordimiento, además del egocentrismo, la capacidad de ser encantador cuando le conviene y la superficialidad. "Estamos hablando de alguien que realmente lucha para dominar a los otros. No tienen buenos modales. Son crueles e insensibles. Además, no son conscientes y lo único que les importa es su propio interés", definió el psicólogo forense Nathan Brooks la situación al diario The Australian.

 

UNO DE CADA CINCO 'JEFAZOS' PODRÍA SER UN PSICÓPATA









++++++++++++++++++++++++



A partir de ahora cuando, en un momento de desahogo, alguien diga: "Mi jefe está loco" puede que tenga razón, o al menos más razón que si aplicara el mismo adjetivo a algún compañero de menos categoría laboral.
Un simposio celebrado en el congreso de la Sociedad Psicológica Australiana, que se celebra estos días en Melbourne, avanza que el porcentaje de psicópatas en ejecutivos de alto nivel y directivos puede llegar hasta el 21%, frente al 1% registrado en la población general.
Como explican los ponentes -de las universidades de Bond (Australia) y San Diego (EEUU)- la personalidad del psicópata se asocia normalmente al comportamiento criminal, pero hace unos años emergió en el campo de la Psicología el término "psicópata exitoso", que se caracteriza por estar integrado en la comunidad, puntuar muy alto en los rasgos referidos a la relación interpersonal y el trato afectivo pero muy bajo en su tendencia al crimen.
De hecho, desde que comenzó la crisis económica, en 2008, se empezó a analizar la presencia de la psicopatía en el mundo de los negocios. Y empezaron las sorpresas. Parece que la cárcel no es el lugar donde más personas con este trastorno viven y que los despachos de las plantas nobles pueden tener un porcentaje similar.
La cárcel no es el lugar donde hay más psicópatas, los despachos de las plantas nobles pueden tener un porcentaje similar
Pero, ¿cómo se distingue a un jefazo psicópata de otro que no lo es? Esos trazos de personalidad que mencionan los psicólogos incluyen la falta de sinceridad, de empatía o de remordimiento, además del egocentrismo, la capacidad de ser encantador cuando le conviene y la superficialidad. "Estamos hablando de alguien que realmente lucha para dominar a los otros. No tienen buenos modales. Son crueles e insensibles. Además, no son conscientes y lo único que les importa es su propio interés", definió el psicólogo forense Nathan Brooks la situación al diario The Australian.

CÓMO DETECTARLOS

El profesional, que ha desarrollado un test para detectar psicópatas de traje y corbata, comentó también que existe el riesgo de que este perfil de ejecutivo se meta en prácticas "poco éticas y hasta ilegales" y tenga un "impacto tóxico" en los empleados.
Aunque el estudio en el que validado su método de cribado aún no se ha publicado en una revista científica -lo que resta valor científico a la herramienta, aunque se haya presentado en un congreso-, sí ha sido probado en una muestra de 261 ejecutivos de alto nivel. El trabajo demuestra que, efectivamente, el psicópata está muy presente en los puesto directivos altos de las empresas. Tanto, que uno de cada cinco lo son.
Por esta razón, el autor recomienda a éstas que establezcan algún tipo de examen para identificarlos en los procesos de selección. "Esperamos implementar nuestra herramienta de cribado en las empresas para que haya una forma de evaluación adecuada para poder identificar este problema y evitar que ciertas personas se cuelen en puestos que pueden ser muy costosos para los negocios", concluye. 

 

 


viernes, 26 de agosto de 2016

UN DÍA NEGRO PARA FRANCIA


Esos jueces franceses que han consentido la legalización del burkini: es que aparte de imprudentes son tontos. Con esto permiten la difusión y expansión de la discriminación de la mujer, que en el mundo musulmán esta obligada a ser un ser sumiso y anulado que ha de obedecer a sus individuos masculinos y a sus imanes (dirigentes religiosos) y sin libertades, y sin poder expresarse en lo que realmente siente (ese es el lamentable sino de la mujer que ha tenido la desgracia de nacer en un entorno musulmán). Con eso han dado otro balón de oxígeno más para el camino de la pérdida de la propia identidad francesa que cada día se va perdiendo más, porque eso es lo "políticamente correcto" para los ineptos, ignorantes e inútiles políticos que hoy ostentan sus poltronas de poder.


¿Querían que Francia se llenara de moros (y lo mismo vale para el resto de Europa)?, pues toma burkini a nombre de la libertad de que cada uno vista como quiera, no habiendo bastante con las calles cada vez más llenas de ese lamentable espectáculo de burkas por todas partes que cada vez son más. Ya pronto tendremos todas las playas y las piscinas públicas llenas de burkinis, igual como las vemos por las calles cada vez más abundantes.

Y no faltará mucho para que venga lo peor dentro de poco: como se reproducen tanto la prole musulmana, en pocos años llegarán a ser mayoría y superarán a la población autóctona, que el resto de las mujeres que ahora de momento van con bikini o visten libremente como quieren, muy posiblemente estarán obligadas (por la mayoría musulmana que acabará por imponerse) a ir con burka o bañarse con burkini en playas o piscinas publicas, con todas malas consecuencias que esto supondrá en una sociedad dominada por el miedo y de convivencia muy complicada por las incompatibilidades culturales y religiosas. Y tanto Francia como el resto de Europa acabará por convertirse en uno más de los lamentables países musulmanes que hay por en mundo y en donde no hay ni libertades ni se respetan los derechos humanos.


Así que querían burkinis, pues que se queden con los burkinis que esos mismos necios e ignorantes irresponsables (políticos y jueces) se han buscado, y con todas las nefastas consecuencias que todo esto acarreará. ¿Querían políticas de "multiculturalidad"?, pues hora que se la traguen y se aguanten, que a medio y largo plazo ya vendrá lo peor.


UN DÍA NEGRO PARA FRANCIA










++++++++++++++++++++



Mujeres nacidas en Argelia dicen sentirse más libres en Orán que en ciertos barrios de Francia, donde sentarse a beber una cerveza en una terraza, llevar minifalda o permanecer indiferente al Ramadán puede ser castigado hasta con agresiones físicas. Las musulmanas francesas serán desde ayer mucho más señaladas en sus barrios y deberán hacer prueba, todavía más, de valor. Elcomuntarismo islamista siente haber ganado una gran batalla ideológica con la decisión del Consejo de Estado sobre el burkini.
Manifestaba ayer la filósofa especialista en laicismo, Catherine Kinzler, que "llevar el burkini es un acto de comunitarismo, una tentativa de estigmatización hacia todas las mujeres de confesión musulmana que no lo usan, que rechazan también el velo y que se niegan a la uniformización de sus vidas".
Kinzler, como otros y otras intelectuales franceses no tenían muy claro la necesidad de prohibir el burkini. Caroline Furest, periodista y ensayista que conoce tanto el odio de los islamistas como el de la extrema derecha, piensa que la prohibición ofrecía a los radicales un pedestal de victimismo y propaganda.
Un hombre se manifiesta en la puerta del Consejo de Estado de Francia tras su decisión. (Reuters)
Un hombre se manifiesta en la puerta del Consejo de Estado de Francia tras su decisión. (Reuters)
El asunto del burkini no es una guerra entre izquierda y derecha, como muchos quieren hacer ver. En la izquierda, la prohibición del burkini ha dividido a feministas, corrientes políticas e, incluso, a miembros del gobierno Hollande. En la derecha, la conveniencia de prohibirlo o no también ha provocado debate.
¿Por qué las autoridades oficiales del islam se regocijaban ayer tras la decisón del Consejo de Estado? Simplemente, porque lo consideran una victoria. En el combate ideológico y político que el integrismo musulmán libra contra el Estado francés, los imanes oficiales, los "moderados", no tienen la fuerza ni el interés,salvo excepciones, de enfrentarse en público a los predicadores radicales.
Se ha intentado vender el burkini como un acto de libertad y modernidad. Para ello, el aparato de propaganda de salafistas, wahabíes, Hermanos Musulmanes y organizaciones afines han desplegado todo su arsenal de agit-prop. Desde Londres a Nueva York, pasando por los principales representantes del islamo-izquierdismo francés, han actuado unidos en la conquista del espacio público, gracias, precisamente, a las libertades y las leyes de la República.
Protesta en la puerta de la embajada francesa en Londres. (Reuters)
Protesta en la puerta de la embajada francesa en Londres. (Reuters)
El episodio de Niza, en el que una supuesta vecina se ve rodeada de cuatro policías, una imagen rebotada millones de veces por todo el mundo, es para el socialista Julian Dray un montaje de una agencia de prensa, que formaría parte de esa estrategia publicitaria.
Que el Consejo de Estado declarase ilegal la prohibición era de esperar. Pero lo que el debate de estos días ha dejado de manifiesto es la victoria del oscurantismo en en muchos casos, disfrazado de progresismo.
Francia vive desde los atentados de enero de 2015 una guerra ideológica que elintegrismo musulmán, con la ayuda de los bienpensantes, ha sabido llevar hacia su orilla. La enorme manifestación que condenó los atentados en la redacción de 'Charlie Hebdo', el supermercado judío y el asesinato de policías fue ya deslegitimizada a golpe de libro por una de las figuras intelectuales del 'islamo-gauchismo', Emmanuel Todd, que concluyó que esos millones de franceses que salieron a las calles eran un hatajo de católicos, racistas y antimusulmanes, pertenecientes a una clase favorecida.
El aparato de propaganda de salafistas, wahabíes, Hermanos Musulmanes y organizaciones afines han desplegado todo su arsenal de agit-prop
Desde ese momento, y como respuesta a cada atentado, reaparecían los portavoces del "no todos los musulmanes son terroristas"; "el islam no tiene nada que ver con eso", como si los ciudadanos de este país fueran todos imbéciles. Y, por supuesto, obtuvo su esplendor el insulto de moda, la palabra que una vez lanzada, permite zanjar cualquier debate: "islamofobia".
De nada ha servido que diferentes voces hayan explicado y demostrado cómo se fraguó ese término desde Teherán, para acallar cualquier crítica al islam. Ya es tarde; las asociaciones que bajo el barniz de la defensa de los derechos humanos hacen negocio con la islamofobia han obtenido que esa palabra se haya convertido de hecho en un insulto y no en una simple opinión.
Este es el país en el que una ministra del Gobierno socialista se queda muda, literalmente, cuando en un debate televisivo una auténtica bestia islamista, un autodenominado "yihadista humanitario", de los que dan mucho juego en la pantalla, se negaba a condenar al Estado Islámico y vomitaba peroratas contra la libertad de las mujeres.
Decir en Francia que hay racismo antiblanco es optar a un billete para ser expedido como fascista de primera clase al basurero de la historia del barrio
Este es el país donde imanes radicales pueden decir con toda libertad a los niños de seis o siete años que si oyen música se convertirán en cerdos y monos.
Este es el país en el que desde hace diez años un profesor de filosofía, Robert Redeker, vive escondido bajo la amenaza de una fetua, por haber escrito un artículo en 'Le Figaro' donde denunciaba, entre otras cosas, las imposiciones del islam, que ahora se multiplican en Francia sin cortapisas: velo islámico, comidas especiales en los colegios para niños musulmanes, piscinas con horarios diferentes para mujeres y hombres… Redeker fue abandonado por sus colegas y por las autoridades de la enseñanza, por los políticos y por los medios de comunicación.
Este es el país donde este fin de semana se celebra un "Campus des-colonial"prohibido a las personas de raza blanca. Presentado como "un seminario de formación al antirracismo político", tiene entre otros "talleres", uno titulado "Combatir la islamofobia, el más republicano de los racismos". Pero decir en Francia que hay racismo antiblanco es optar a un billete para ser expedido como fascista de primera clase al basurero de la historia del barrio.
Marcha contra el racismo en Francia. (EFE)
Marcha contra el racismo en Francia. (EFE)
Que en plena carrera hacia las presidenciales Nicolas Sarkozy y Marine Le Penrivalicen en posiciones de supuesta dureza no es un argumento para esconder la responsabilidaad de cierta izquierda francesa en el derrape comunitarista que asola el país.
La ceguera de esa izquierda ante la expansión del islamismo ha sido bien explicada por un periodista de izquierdas, Jean Birnbaum, en el libro 'Un silence religieux', donde subraya la incapacidad de la izquierda para comprender la expansión del islamismo.
Esa misma ceguera que concluye con la cantinela "los atentados y las matanzas no tienen nada que ver con el islam" es también denunciada por la periodista de 'Charlie Hebdo', Zineb el Rhazoui (musulmana nacida en Marruecos), que vive protegida por guardaespaldas por hablar y escribir libremente, y decir cosas como que "lo únco que tienen en común los diferentes terroristas que han actuado en Francia y otras partes de Europa es el islam".
Es un día negro porque los propagadores de una ideología oscurantista y totalitaria, que desprecia a la mujer como un ser inferior, se apuntan un tanto
A pesar de ciertas voces críticas dentro de la izquierda, sigue imponiéndose la buena conciencia de los diferencialistas, de los que defienden el relativismo cultural. Los mismos, recuerda la filósofa feminista Elisabeth Badinter, que hace 30 años defendían la poligamia entre los inmigrados a Francia. Badinter denunciaba hace unas semanas que la izquierda francesa nunca había sido tan sumisa con las imposiciones religiosas.
Ayer fue un día negro para Francia, pero no porque el Consejo de Estado juzgara que los alcaldes no puedan prohibir el burkini (si no es en caso de atentado al orden público). Es un día negro porque los propagadores de una 'ideología oscurantista y totalitaria, que desprecia a la mujer' como un ser inferior, se apuntan un tanto y sacarán partido ideológico tras la decisión de un tribunal libre, democrático y republicano.




sábado, 20 de agosto de 2016

RBS Y POSTBANK COMIENZAN A COBRAR A SUS CLIENTES POR SUS DEPÓSITOS Y CUENTAS CORRIENTES


 



A ese paso todo el mundo acabará dejando su dinero en el colchón o debajo de la teja, y lo bancos se quedarán sin dinero, con lo cual no tendrán ni para prestar créditos y la economía quedará bastante obstaculizada por la falta de financiación a falta del sobrante dinero ajeno disponible ( que en este caso ni produce ni es de utilidad positiva para el país ).

Debido a que todo servicio debe remunerarse, la medida inteligente sería legislar para que los tipos de interés nunca bajen más de un razonable 6%, y las oscilaciones de los tipos de interés se dejaran según se vayan equilibrando en los mercados en lo razonable (que sería alrededor del 6%). Pero bajar más de un 6% siempre trae consecuencias negativas ( y lo mismo los tipos de interés usureros, que podrían entenderse a partir del doble, que sería el 12%). Y en cuanto al otro gran enemigo del ahorro: la inflación, son consecuencia de malas políticas por parte de políticos irresponsables e ignorantes de no saber tomar las medidas adecuadas.


RBS Y POSTBANK COMIENZAN A COBRAR A SUS CLIENTES POR SUS DEPÓSITOS Y CUENTAS CORRIENTES







 +++++++++++++++++++++++++++++++++++



RBS y Postbank comienzan a cobrar a sus clientes por sus depósitos y cuentas corrientes

19/08/2016 - 18:48
  • Postbank cobrará 3,9 euros mensuales por mantener sus cuentas corrientes
billetes-vuelan-ventana.jpg
  •  
  •  
  •  

Royal Bank of Scotland (RBS), entidad en la que el Gobierno británico controla un 72,6% del accionariado, comenzará a cobrar a sus clientes institucionales por sus depósitos en la entidad con el objetivo de hacer frente a la última rebaja de tipos de interés llevada a cabo por el Banco de Inglaterra (BoE) el pasado 4 de agosto. Además, otras dos entidades germanas harán lo propio para amortiguar los tipos negativos implementados por el BCE.
Según el diario Financial Times, RBS ha remitido una carta a ciertos clientes corporativos de su división de banca de inversión en la que indica que aplicará tipos de interés negativos a partir del próximo lunes.
Los tipos de interés negativos afectarán a aquellos clientes que operan con opciones y futuros y, por consiguiente, mantienen depósitos como garantía, según indicó a la cabecera británica un banquero conocedor de los planes de la entidad.
En la misiva, RBS defiende que hasta el momento han mantenido en el 0% el tipo de depósito, pero que ha llegado el momento en el que no pueden "sostener" este nivel, por lo que comenzarán a aplicar tipos de interés negativos.

No es el único

Asimismo, el banco alemán Postbank, una filial de Deutsche Bank, cobrará 3,9 euros mensuales a sus clientes por mantener sus cuentas corrientes con el objetivo de compensar las tasas de interés negativas del Banco Central Europeo (BCE), según informa Reuters.
"El entorno del mercado, especialmente los bajos tipos de interés, provoca que cada vez sea más difícil ganar dinero con las cuentas corrientes", señaló en un comunicado Susanne Kloess, miembro del consejo de administración de Postbank.
Tan solo los clientes cuyos ingresos mensuales superan los 3.000 euros estarán exentos del pago mensual de 3,90 euros para mantener sus cuentas corrientes.
Ulster Bank, la entidad crediticia irlandesa que forma parte de RBS, también impone tipos negativos a grandes corporaciones, aunque no aplica este tipo de cargos a pequeños negocios o clientes individuales.
Por otro lado, hace escasos días una cooperativa de crédito alemana también anunció que comenzaría a aplicar tipos negativos sobre los depósitos de sus clientes en próximo mes de septiembre. Aunque dicha entidad ha subrayado que sólo piensa aplicar dicha política sobre los depósitos mayores de 100.000 euros.
La cooperativa Raiffeisen cargará sobre esos depósitos un tipo negativo del -0,4%, justo el mismo porcentaje que está cobrando el Banco Central Europeo a las entidades de la Eurozona por el 'exceso' de reservas en el BCE y por la facilidad de depósito.
Josef Paul, trabajador de esta cooperativa, explicó que "con los grandes clientes que hacemos negocios ya había una tasa desde hace tiempo, ¿por qué debería ser diferente con los clientes particulares que tienen grandes cuentas?... Aún así, esta carga no se extenderá para los clientes con menos de 100.000 euros".